rendimiento

¿RENDIMOS MEJOR CUANDO ESCUCHAMOS MÚSICA EN EL TRABAJO?

Numerosos estudios demuestran que escuchar música mejora la productividad en el trabajo.
La escucha musical tiene múltiples beneficios: mejora el estado de ánimo, mejora los procesos cognitivos en tareas sencillas, ayuda a reducir la ansiedad, favorece la concentración y la creatividad…
Pero, ¿sucede esto en todo tipo de tareas?, ¿a todo el mundo le resulta de utilidad escuchar música en el trabajo?

Tipo de tarea y rendimiento:

Se ha comprobado que la música tiene efectos positivos en trabajos que suponen realizar tareas sencillas y/o repetitivas.
Los primeros estudios llevados acabo sobre la relación entre música y productividad en el trabajo se realizaron en la Segunda Guerra Mundial. Estos estudios se realizaron en fábricas con el propósito de comprobar si se mejoraba la productividad de los trabajadores. Se llegó a la conclusión de que efectivamente había un incremento en la productividad durante trabajos repetitivos en presencia de música en comparación con el silencio, mejorando la sincronización rítmica (velocidad, regularidad) y mejorando los niveles de energía. Los trabajadores reportaban sentimientos de menor aburrimiento y fatiga en los días donde se trabajaba con música.

¿Esto es así en todo tipo de trabajos?

Sin embargo en puestos de trabajo donde la tarea que se realiza requiere una alta concentración el efecto de la música puede ser contrario, llegar a distraer y disminuir el rendimiento en la ejecución. Si se requiere una concentración alta en la tarea es preferible prescindir de estimulación sonora, o en todo caso seleccionar melodías con un tempo lento, sin letra y a bajo volumen.
La música con un tempo rápido y volumen elevado puede tener un efecto negativo en la comprensión lectora en comparación con música más lenta y a menor volumen.

Según un estudio realizado con desarrolladores informáticos (Lesiuk, 2005) donde se midieron los efectos de trabajar durante una semana con música (elegida por el trabajador) y otra semana sin música, se comprobó que durante la semana musical los trabajadores presentaban una mejora en el estado de ánimo, en comparacion con la semana sin música, donde se veía una reducción significativa de este. La calidad del trabajo fue calificada como peor en la semana sin música y se incrementaba cuando se volvía poner.3202208642_50a58fc026_m

La música genera un espacio donde resguardarse del estrés y es útil para aislarse de sonidos estresantes, y reducir el impacto psicológico negativo de una jornada de trabajo, además de ser una fuente de inspiración y creatividad. (Haake, 2011)

¿Extrovertidos e introvertidos rinden igual cuando escuchan música?

Extrovertidos e introvertidos pueden responder de manera distinta a la música de fondo debido a que presentan una actividad cortical diferente. Los extrovertidos tienen una menor activación cortical frente a los introvertidos, y necesitan una mayor estimulación del exterior. En cambio los introvertidos, al tener un nive32069031006_5b62a796cf_ml mayor de activación cortical no precisan de esa estimulación externa. Por lo tanto los extrovertidos se verán más beneficiados por la estimulación musical que los introvertidos.
Los introvertidos presentan, por ejemplo, una peor memoria para cosas que han observado mientras escuchaban música en comparación con extrovertidos, y es más probable que encuentren la música como un elemento distractor.

En definitiva la música mejora la productividad cuando la tarea es simple, en trabajos repetitivos, ayuda a estimular movimientos motores y a incrementar el estado de ánimo. Sin embargo, en tareas complejas, que requieren una gran concentración puede ser contraproducente.
Hay diferencias individuales y no todo el mundo prefiere escuchar música. Por lo tanto es preferible dar la opción al trabajador de elegir si escucha música o no mientras trabaja.

REFERENCIAS:
Lesiuk,T. (2005), “The effect of music listening on work performance”, Psychology of music, 33 (2), 173-191
Haake, A.B. (2011), “Individual musiclistening in workplace settings: an exploratory survey of offices in the UK”, Musicae Scientiae, 15 (1), 107-129
Williamson, Victoria. “You are the music. How Music Reveals What It Means To Be Human” Icon Books Ltd. (2014)

photo credit: Freddy The Boy
Dia 83: Saber escuchar via photopin (license)

photo credit: danielfoster437 Female Office Worker via photopin (license)

Anuncios

EL EFECTO QUE TIENEN NUESTROS PENSAMIENTOS EN EL RENDIMIENTO

Nuestra manera de pensar y de interpretar lo que nos rodea influye en cómo nos sentimos y cómo nos comportamos, y esto a su vez va a afectar a nuestro rendimiento a la hora de interpretar y a la hora de afrontar ciertas situaciones.

Los pensamientos por lo tanto juegan un papel importante en nuestra vida.

Muchas veces estos pensamientos o interpretaciones no son correctos y no se ajustan a la realidad, es decir, son malinterpretaciones.

Algunas personas no son conscientes de estos pensamientos, debido a que muchas veces se generan de forma automática y cuesta reconocerlos.

Si, por ejemplo, ante una actuación pienso “me voy a poner nervioso”, “voy a fallar”, “van a pensar que soy un mal músico”, estos pensamientos van a aumentar mi nivel de ansiedad, y a la hora de tocar mi rendimiento va a verse afectado.large__13782780963

SITUACIÓN ——— PENSAMIENTOS ———  CONSECUENCIA (emociones negativas, bajo rendimiento…)

En Psicología se utilizan técnicas para aprender a identificar estos pensamientos poco adaptativos y modificarlos por otros más ajustados a la realidad. Para ello es importante conocer el tipo de pensamientos que tenemos.

Como conclusión: no son las situaciones las que nos crean ansiedad u otras emociones negativas, sino la interpretación que hacemos de estas situaciones.

Más adelante explicaré el tipo de pensamientos que existen y las técnicas que pueden utilizarse para controlarlos.

photo credit: jotaemephoto via photopin cc