FÁRMACOS: UNA FORMA DE ESCAPAR DE LA ANSIEDAD ESCÉNICA

A lo largo de mi experiencia con músicos he observado que se tiende a recurrir con bastante frecuencia al uso de fármacos para paliar las manifestaciones fisiológicas de la ansiedad (taquicardias, sudoración, temblores…). Uno de los fármacos más utilizados es el Sumial (Propanolol), un betabloqueante que tiene efectos inmediatos sobre estas respuestas tan molestas. Pero también se recurre a benzodiacepinas (ansiolíticos como el Tranxilium…) y Fluoxetina (antidepresivos).

6826256295_11297a4e3d_m (1)

Pero, ¿el uso de fármacos es la solución frente a la ansiedad?.Si quieres obtener una solución inmediata contra las respuestas fisiológicas esto puede parecer una buena solución, sin embargo es algo puntual, ya que la ansiedad sigue estando ahí. Estamos enmascarando la ansiedad escénica, pero no estamos llegando al fondo del problema.

Una forma de escape:
Esta “solución” no es más que una forma de escape de la situación que nos provoca ansiedad. Entraría dentro de las respuestas motoras (comportamientos) que expliqué en la entrada “¿Qué es la ansiedad escénica?”, es una manera de escapar de lo que nos genera ansiedad. Aunque estemos en la situación que nos produce ansiedad no nos estamos exponiendo plenamente ante ella. Sentiremos una sensación de alivio y mejora en el momento, y esto hará que recurramos más veces a los fármacos, creando una dependencia psicológica a estos, ya que no nos vemos capaces nosotros mismos de controlar esa ansiedad, y depositamos nuestra confianza en una pastilla.
Si abusamos de ellos también se puede generar una dependencia física a estos, es decir, el organismo se adapta a ellos y se puede llegar a padecer un síndrome de abstinencia.
Por otro lado el consumo de fármacos provoca tolerancia, necesitamos una mayor dosis para alcanzar los mismos resultados.

Por lo tanto los fármacos no son la mejor solución, enmascaran la ansiedad escénica pero no llegan al fondo del problema. Sí que se puede recurrir de manera puntual a los fármacos, pero no como única solución. Lo mejor en estos casos es trabajar las respuestas de ansiedad desde un enfoque cognitivo-conductual Y adquirir herramientas que nos ayuden a gestionar y controlar estas respuestas.

Referencias:
Dalia Cirujeda, Guillermo. Cómo superar la ansiedad escénica en músicos. Mundimúsica Ediciones
Cester, Anna. El miedo escénico. Orígenes, causas y recursos para afrontarlo con éxito. Ediciones Robinbook.

photo credit: Iñaki Pérez Aguado 36/366 · Domingo post-traumatismo via photopin (license)

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s